A pocos días del debate, Frente de Todos es el único espacio que no presentó su plan en educación

Nicolás Del Caño también presentó su plan educativo y Alberto Fernández es el único candidato que no lo ha hecho hasta el momento. Cuatro expertos del Observatorio Argentinos por la Educación analizan las similitudes y diferencias de los 5 planes educativos presentados hasta ahora.

A partir de una invitación impulsada por más de 35 referentes del Observatorio Argentinos por la Educación, cinco de los seis espacios políticos que compiten por la Presidencia presentaron plataformas educativas: Consenso Federal, Frente Despertar, Frente Nos, Juntos por el Cambio y Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad. 

Un análisis comparado de las plataformas educativas muestra que hay diferentes posiciones en cuanto a temas como sistemas de información, política de evaluación, financiamiento educativo, paros docentes y educación sexual integral. A continuación se sintetizan las principales propuestas de cada espacio político. Se pueden conocer los planes completos en el siguiente link 

Consenso Federal:

  • Hacer cumplir la Ley de Financiamiento Educativo con una inversión del 6% del PIB en el ámbito educativo y aumentar la inversión educativa en 0,5% del PIB en 10 años, priorizando la educación inicial, la mejora salarial docente vinculada a la formación de grado y posgrado y a la inversión en tecnologías educativas innovadoras.
  • Garantizar un salario mínimo docente para todos el país.

  • Crear la Agencia Nacional de Evaluación y Seguimiento de la Educación Básica para evaluar aprendizajes, aspectos técnico-pedagógicos, condiciones edilicias, infraestructura tecnológica, contextos socioeconómicos, capacitación de docentes y equipos directivos.

Frente Despertar:

  • Promover la autonomía de las escuelas a partir de un sistema de subsidio por alumno del mismo monto en todas las escuelas del país. Los recursos de cada escuela, en consecuencia, dependerán de la cantidad de alumnos de cada institución.

  • Crear el Instituto Nacional de Evaluación que, a través de pruebas estandarizadas, mida la calidad educativa de cada escuela. Los resultados de estas pruebas serán conocidos por los padres para generar competencia por mayor calidad. Además, los exámenes de finalización de nivel serán requisito para promover de nivel.

  • Declarar a la educación como servicio público esencial eliminando o limitando el derecho a huelga de los docentes y modificar el Estatuto del Docente para eliminar las cláusulas que desjerarquizan a la profesión, como la imposibilidad de despido, la determinación de salarios en base a la antigüedad, entre otros.

Juntos Por el Cambio:

  • Continuar la política de evaluación educativa (pruebas Aprender y Enseñar) y de devolución de resultados e implementar el sistema nominalizado en todas las jurisdicciones del país.

  • Expandir el programa Aprender Matemática en todas las escuelas primarias y secundarias. En este último nivel se propone fortalecer las becas Progresar.

  • En el nivel superior, implementar un sistema de créditos para aumentar la tasa de graduación y profundizar la planificación estratégica del nivel superior de acuerdo a demandas regionales presentes y futuras.

Frente Nos:

  • Modificar el marco normativo vigente, para que el Ministerio de Educación de la Nación vuelva a tener una participación activa y actúe de garante, para todos los habitantes, de un mismo nivel educativo y de contenido básicos.

  • Enseñar valores desde la temprana edad y eliminar de las aulas la ideología de género.

  • Buscar la excelencia de la educación pública, equiparar las condiciones de enseñanza entre ambos sectores de gestión e impulsar la universalización de la jornada escolar extendida.

Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad:

  • Incrementar el presupuesto educativo al 10% del PIB y quitar progresivamente los subsidios a la educación privada.

  • Universalizar la jornada completa, la educación inicial desde los  45 días y la obligatoriedad desde los 3 años.

  • Aumentar el salario docente para que cubra la canasta familiar e implementar una jornada laboral docente de 6 horas (4 frente a clase y 2 extraclase).

La opinión de los expertos:

Claudia Romero, directora del Área de Educación de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella:

"Lo positivo es que cuatro de los cinco espacios se comprometieron a producir sistemas de información y transparencia de los datos educativos, a implementar un sistema nominalizado por provincia y realizar públicamente un reporte anual de metas educativas y publicar las estadísticas nacionales disponibles. Esto es realmente importante ya que el sistema educativo es bastante opaco todavía y no hay política pública seria sin información disponible. 

 La debilidad de la mayoría de las  propuestas es que no hacen referencia a cómo se mejorará la calidad en la producción de esa información que en muchos aspectos es realmente deficitaria ni tampoco se definen mecanismos de control, incentivos ni consecuencias para aquellas jurisdicciones que no cumplan.

 En general los planes son pobres, no aportan diagnósticos de los problemas ni cursos de acción fundamentados. El dato alarmante es que al hablar de la educación básica (inicial a secundaria) ninguno de los planes hace referencia explícita a la pobreza. Y en una situación como la actual donde más de la mitad de nuestros niños y jóvenes son pobres, los planes educativos no pueden soslayar ese contexto. Es imprescindible que Argentina ponga en marcha una política integral que apunte a reducir la pobreza y las políticas educativas en este sentido deben ser muy precisas a fin de asegurar el derecho a la educación para todos".

Gustavo Zorzoli, educador y ex Rector del Colegio Nacional de Buenos Aires

“Entre las propuestas, rescato como la más relevante la que corresponde al espacio de Consenso Federal, ya que pone a mi entender el foco en algunas cuestiones de fondo, aún sin abordar la totalidad de la problemática educativa. En primer lugar, propone ¨hacer cumplir la Ley de Financiamiento Educativo con una inversión del 6% del PIB en el ámbito educativo y aumentar la inversión educativa en 0,5% del PIB en 10 años, priorizando la educación inicial, la mejora salarial docente vinculada a la formación de grado y posgrado y a la inversión en tecnologías educativas innovadoras¨, condiciones financieras sin las cuales es inviable cualquier transformación del sistema educativo actual. 

 Además, plantea la creación de una ¨Agencia Nacional de Evaluación y Seguimiento de la Educación Básica para evaluar aprendizajes, aspectos técnico-pedagógicos, condiciones edilicias, infraestructura tecnológica, contexto socioeconómico, capacitación de docentes y equipos directivos¨ que podría constituirse como un organismo capaz de mirar integralmente los principales núcleos del sistema educativo. Por último, cabe destacar la formulación de una carrera de directores de escuela, elemento esencial para la conducción de las instituciones educativas.

Del análisis integral de las propuestas surge la falta de lineamientos para la transformación de la escuela secundaria que se visualiza como imprescindible. En su mayoría se plantean cuestiones que no hacen a la modificación de los elementos nodales de este nivel educativo como son el Régimen Académico, el curriculum y el Sistema de Convivencia.”

Mariano Narodowski, profesor de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella

"Resulta positivo que la mayoría de los candidatos hayan presentado públicamente sus propuestas educativas. Es la primera vez que ocurre y es un paso adelante. 

Sin embargo, es poco lo que dicen sobre los modos en los que van a aplicar las propuestas, y cuáles son los mecanismos de consenso para llevarlas adelante desde un gobierno nacional del que no depende ninguna escuela. 

 Lamentablemente, ninguno ha propuesto un acuerdo nacional respecto de un plan de política educativa para los próximos años sino que se trata de medidas sin estrategia. Incluso, algunas propuestas van en contra de leyes nacionales vigentes (por ejemplo, de la Ley de Educación Sexual Integral o la Ley de Educación Nacional) pero no se identifican  los consensos democráticos para lograr el cambio legislativo.

Tres candidatos proponen reformas al financiamiento de la educación: renacionalización del financiamiento (Lavagna); agencia para la adjudicación de fondos por escuelas (Espert) y aumento de la inversión al 10% del PBI a partir del no pago de la deuda externa y del aumento de impuestos a las grandes fortunas (Del Caño). Ninguno avanza en cómo superar las actuales restricciones constitucionales para concertarlo.

 Llama la atención la ausencia de posicionamientos concretos respecto de dos grandes urgencias: el abandono escolar del secundario y la necesidad de universalizar el nivel inicial mediante jardines de infantes oficiales y de calidad”.

Julio Durand, profesor titular e investigador del Centro de Investigación en Política Educativa de la Escuela de Educación de la Universidad Austral

“Me parece muy necesaria y conveniente esta iniciativa. Salta a la vista la disparidad en el desarrollo y concreción de las cinco propuestas recibidas por el Observatorio y lamento que el frente ganador de las PASO no haya hecho llegar su plataforma educativa, siendo el más probable próximo gobierno. Este ejercicio podría contribuir al desarrollo de una visión de largo plazo que es imprescindible para proyectar acciones en educación. Es fundamental acordar algunas metas e indicadores que sean aceptados por las distintas fuerzas políticas y que permitan guiar el grado de avance de los distintos planes de gobierno según las prioridades y preferencias que legítimamente pueda establecer cada gobierno.

Destaco el nivel de detalle de la propuesta de Juntos por el Cambio y sobre todo la gestión realizada por el gobierno del Presidente Macri para el funcionamiento del Consejo Federal de Educación y el Consejo de Universidades, ambos organismos virtualmente inoperantes en la década previa. Me parece clave la continuidad del Programa ‘Asistiré’ y el foco en las escuelas más necesitadas, con la positiva experiencia en la Provincia de Buenos Aires. Aprender Conectados ha logrado reconocimiento internacional para Argentina, en un contexto nacional de declive de casi todos los indicadores. Es otra política educativa que merece continuidad y proyección.

De la propuesta del Frente Nos se puede destacar la importancia de recuperar la alianza entre escuela y familia, factor clave en países con éxito en la reforma de sus sistemas educativos. Despertar tiene la valentía de abordar la reforma del Estatuto docente y de acabar con la dinámica perversa de la pérdida de días de clases que afecta a los niños más desfavorecidos y sus posibilidades de salir de la pobreza. De la propuesta del Frente Consenso Federal destaco la mirada en priorizar la gestión, reconociendo en general la adecuación de la normativa vigente. Los problemas más graves no pasan tanto por la falta de recursos sino por el uso eficiente y adecuado de los mismos atendiendo a la diversidad regional. También aborda la problemática de las asimetrías en los salarios docentes entre las jurisdicciones, sin presentar un programa detallado de acciones. El FIT por el contrario se limita a descalificar la normativa vigente, poniendo demasiado peso en la adjetivación y escasos aportes para la discusión democrática.”

 

Contacte con nosotros
Máximo Romano Larroca Coordinador de Prensa, Observatorio Argentinos por la Educación
Máximo Romano Larroca Coordinador de Prensa, Observatorio Argentinos por la Educación
Sobre Argentinos por la Educación

Sobre el Observatorio Argentinos por la Educación

El Observatorio Argentinos por la Educación es un espacio de encuentro creado alrededor de los datos del sistema educativo, con el objetivo de involucrar a toda la sociedad en la mejora de la educación.

La misión del Observatorio es contribuir a que la educación sea determinante en el debate público argentino, a partir de datos que permitan enfocarla en los desafíos del siglo XXI.

Su plataforma interactiva de datos, la más exhaustiva del país, contiene casi 90 millones de registros públicos sobre indicadores fundamentales del sistema educativo, como acceso y participación de los estudiantes, eficiencia del sistema (tasas de repitencia, tasa de promoción efectiva, etc.), recursos humanos, recursos físicos y financieros, y evaluación.


Argentinos por la Educación
Arenales 605, oficina 1103, Vicente López, Buenos Aires