El 90% de las escuelas se comunican con los alumnos, pero solo la mitad lo hace a diario

El 51% de las escuelas primarias estatales mantienen contacto diario con los alumnos durante la cuarentena. Nueve de cada diez escuelas se comunican al menos una vez por semana, según una encuesta a familias realizada por el Observatorio Argentinos por la Educación y representativa a nivel nacional. En 4 de cada 5 escuelas no hay clases en vivo por videoconferencia

El informe “Frecuencia y fines del vínculo pedagógico en cuarentena”, del Observatorio Argentinos por la Educación y con autoría de Mariano Narodowski , Víctor Volman y Federico Braga, presenta los primeros resultados de una encuesta nacional orientada a relevar las prácticas escolares de continuidad pedagógica en el contexto de la pandemia de COVID-19. El documento es el primero de la serie La educación argentina durante la pandemia de COVID-19. Un estudio sobre la situación de familias y alumnos durante el aislamiento.

La encuesta se realizó entre el 24 de junio y el 3 de julio y fue respondida por familias en base a una muestra representativa a nivel nacional de escuelas primarias comunes de gestión estatal en ámbitos urbanos. Los datos fueron recogidos en línea, es decir que los resultados son representativos de hogares con conexión a internet.

El 51,0% de los respondientes indicó que los docentes mantienen una comunicación diaria con los alumnos durante la cuarentena. También se observa que nueve de cada diez escuelas se comunican al menos una vez por semana. Mientras que en un 8,1% de las escuelas, la comunicación con las familias es cada dos semanas.

En tres de cada cuatro escuelas (76,7%), la comunicación tiene como fin proponer actividades pedagógicas. En el 40,8% de los casos, las escuelas también se comunican para saber cómo están los alumnos e interesarse por la situación personal o familiar.

Con respecto a la forma de dar clase, cuatro de cada cinco escuelas (81,6%) utilizan solo  actividades asincrónicas (descargar actividades y enviarlas, ver clases grabadas, etc.). En el 17,6% de los casos, se combinan modos asincrónicos y sincrónicos (clases en vivo por videoconferencia).

Solo en el 17,2% de las escuelas se utilizan herramientas de comunicación que permiten dar clases sincrónicas por videoconferencia, como Zoom o Meet. En el 87,8% se envían tareas con plazos para que los alumnos resuelvan y envíen a los docentes. La descarga de tareas desde una plataforma, blog o página web (17,9%) y las clases grabadas (8,4%) son estrategias que se utilizan en menor proporción.

“Resulta muy positiva la presencia de las escuelas en los hogares, ofreciendo tareas y contactos personales cotidianamente en la casi totalidad de los hogares conectados. Esto es particularmente destacable en la medida que hubo que actuar sin preparación. Los datos muestran una dedicación y un compromiso destacable”, afirma Narodowski, profesor del área de educación de la Universidad Torcuato Di Tella, y agrega: “El vehículo exclusivo de contacto ha sido asincrónico, seguramente por las limitaciones de dispositivos y conectividad. Los contactos sincrónicos han sido pocos y complementarios al asincrónico”.

“Los resultados que arroja la encuesta son interesantes para considerar el próximo escenario de presencialidad rotativa en las escuelas. En el tiempo transcurrido hubo un énfasis en el envío de tareas y se registra una interacción reducida de docentes con los niños y niñas.  Esto plantea que en el retorno a la presencialidad el desafío será reponer ese ida y vuelta”, plantea Sandra Ziegler, investigadora de Flacso.

“La vuelta a la escuela abre la oportunidad de trabajar con grupos reducidos, superar formas repetitivas y carentes de sentido. Así como se dijo que en las formas online no se podía replicar la propuesta presencial anterior, la ‘nueva normalidad’ exige explorar otras formas de trabajo, y los datos de estos estudios brindan aportes para diseñar el trabajo próximo en las aulas”, añade Ziegler.

Por su parte, Gabriela Azar, directora del departamento de Educación de la UCA y directora de la Biblioteca de Innovación docente de Kapelusz, comenta: "El mayor cambio que requiere el aprendizaje en pandemia es la flexibilidad y el reconocimiento de que la estructura controlada de una escuela no es replicable en línea. Esto nos inspira a repensar la enseñanza y el aprendizaje. La escuela está asumiendo el desafío de repensarse y de promover con criterios más explícitos el nuevo vinculo pedagógico con las familias y con sus alumnos y alumnas".

"Ese contacto que acerca a la escuela a distancia, a través de diversos modos que los docentes conforme sus posibilidades utilizan para estar cerca afectivamente de niños y jóvenes que tienen que delinear nuevos modos de interacción humana. Y los vínculos directivos, docentes y familiares se repiensan en este nuevo pacto educativo que nos vincula desde otras maneras para lograr presencia efectiva", agrega Azar.

Estos datos forman parte de una serie de cuatro informes referidos a la situación de familias y alumnos durante el aislamiento, elaborados a partir de los resultados de la encuesta. Los informes siguientes, que se publicarán en las próximas tres semanas, indagarán respecto a dispositivos y medios de comunicación para mantener el vínculo pedagógico, tiempo destinado a actividades escolares y acompañamiento de adultos, percepción respecto a los aprendizajes y conformidad con los docentes.

Contacte con nosotros
Eliana Fram Directora de Prensa, Observatorio Argentinos por la Educación
Eliana Fram Directora de Prensa, Observatorio Argentinos por la Educación
Sobre Argentinos por la Educación

Sobre el Observatorio Argentinos por la Educación

El Observatorio Argentinos por la Educación es un espacio de encuentro creado alrededor de los datos del sistema educativo, con el objetivo de involucrar a toda la sociedad en la mejora de la educación.

La misión del Observatorio es contribuir a que la educación sea determinante en el debate público argentino, a partir de datos que permitan enfocarla en los desafíos del siglo XXI.

Su plataforma interactiva de datos, la más exhaustiva del país, contiene casi 90 millones de registros públicos sobre indicadores fundamentales del sistema educativo, como acceso y participación de los estudiantes, eficiencia del sistema (tasas de repitencia, tasa de promoción efectiva, etc.), recursos humanos, recursos físicos y financieros, y evaluación.


Argentinos por la Educación
Arenales 605, oficina 1103, Vicente López, Buenos Aires