Skip to Content

El proyecto de Ley del presupuesto 2022 prevé una disminución de la inversión en educación que realiza la Nación

El texto enviado al Congreso prevé gastos correspondiente a la función educación por $522.490 millones de pesos. Este monto implicaría una reducción del 6,2% respecto de 2021, equivalente a $34 mil millones de pesos. La baja se explica por una caída real en el presupuesto asignado al desarrollo de la educación superior. Asimismo, se priorizarán los programas de inclusión tecnológica, becas y construcción de jardines.

Después de su pico en el año 2015, los gastos en la función educación de la Administración Pública Nacional se mantuvieron con cierta estabilidad hasta el año 2017 y a partir de 2018 experimentaron una tendencia a la baja. En los años 2019 y 2020 se tocaron los valores mínimos de los últimos diez años. En 2021 y 2022 se observa una tendencia de recuperación. En 2022, el proyecto de Ley de Presupuesto 2022 prevé gastos correspondiente a la función educación por $522.490 millones, que presentan una reducción de alrededor de 34 mil millones de pesos respecto de 2021. La estimación se realiza a pesos constantes de 2021, utilizando la inflación proyectada para el 2022 por el Banco Central (REM).

Los datos surgen del informe “¿Cuál es el lugar de la educación en el proyecto de Presupuesto Nacional 2022?”, del Observatorio de Argentinos por la Educación, con autoría de  Javier Curcio (FCE/UBA, IIEP BAIRES - UBA CONICET), Gabriela Catri, Martín Nistal y Víctor Volman (Observatorio de Argentinos por la Educación). El documento indaga acerca de los recursos asignados al sector educativo por parte del gobierno nacional durante el período 2013-2022, y muestra la evolución del presupuesto nacional destinado a educación, cuál es el peso relativo de los programas del Ministerio de Educación de la Nación y qué ministerios están a cargo de su ejecución.

Javier Curcio destaca la importancia de identificar el peso relativo que la educación ocupa entre las políticas públicas desarrolladas por el gobierno nacional. Asimismo señala que “su rol es central para propiciar el cumplimiento de las pautas de financiamiento establecidas por la Ley de Educación Nacional y favorecer un rol activo de coordinación y gobierno del sistema que reduzca las desigualdades territoriales. También favorece el cumplimiento efectivo del derecho a una educación inclusiva y de calidad para todos y todas, consagrado en el marco normativo del país y esencial para el desarrollo sostenible”.

Dentro del proyecto de presupuesto del Ministerio de Educación, tres de cada cinco pesos se destinarán a dos programas: Desarrollo de la Educación Superior (56,1% del total del presupuesto del Ministerio) y Fondo Nacional de Incentivo Docente (10,3%). Ambos programas tienen en 2022 un peso relativo más bajo que en años anteriores. El primero representó 74,9% del gasto del Ministerio en 2020 y 56,0% en 2021. El segundo era de 14,3% en 2020 y de 9,3% en 2021.

“Hay que empezar diciendo que no es la primera vez que ocurre una rebaja del presupuesto educativo, tanto el nacional como el consolidado de los tres niveles de gobierno: muy mala costumbre. Si la educación interesara de veras, el gasto nacional tendría que haber aumentado para fortalecer la conectividad, la distribución de dispositivos y la producción de material pedagógico para difundirlo en el portal educ.ar. Las carencias tecnológicas apuntadas perjudican sobre todo a los más pobres. Es realmente difícil de entender que, justo este año, se haya decidido reducir el gasto del Ministerio de Educación, en vez de fortalecer el Plan Federal Juana Manso que tiene, precisamente, esas funciones”, reflexiona Juan Llach, exministro de Educación.

Por fuera de los programas mencionados, el proyecto de presupuesto 2022 le da prioridad a los siguientes programas  a) Juana Manso-Conectar Igualdad (11,5%) del presupuesto 2022 del Ministerio de Educación; b) Gestión y asignación de becas educativas (6,2%) y c) Fortalecimiento de Jardines de Infantes (5,2%). En 2021 los programas de mayor peso relativo en el presupuesto restante son: a) Gestión y asignación de becas, b) Implementación del programa Juana Manso y c) Fortalecimiento edilicio de los jardines de infantes.

Por otro lado, el programa de Información y Evaluación de la Calidad Educativa tiene, entre otras líneas de trabajo, el fortalecimiento del Sistema Integral de Información Digital Educativa y la implementación de evaluaciones. Este programa representa el 0,18% del proyecto de Presupuesto 2022 del Ministerio de Educación. En años previos varió entre 0,32% y 0,03%

Por su parte, Juan Doberti, docente e investigador de la UBA, advierte que “si se tiene en cuenta que el presupuesto público es el elemento más importante para el financiamiento educativo en la Argentina, estudios como este, que se comprometen con el aquí y ahora de la asignación de recursos para la educación, son imprescindibles para la mejora de las políticas públicas. Además, el contexto macroeconómico de alta inestabilidad, más allá de dificultar la investigación, torna más necesario el cálculo de los elementos que componen al Presupuesto Nacional para la función educativa”. 

Contacte con nosotros
Claudia Barrozo Coordinadora de prensa, Argentinos por la Educación
Claudia Barrozo Coordinadora de prensa, Argentinos por la Educación
Sobre Argentinos por la Educación

Sobre el Observatorio Argentinos por la Educación

El Observatorio Argentinos por la Educación es un espacio de encuentro creado alrededor de los datos del sistema educativo, con el objetivo de involucrar a toda la sociedad en la mejora de la educación.

La misión del Observatorio es contribuir a que la educación sea determinante en el debate público argentino, a partir de datos que permitan enfocarla en los desafíos del siglo XXI.

Su plataforma interactiva de datos, la más exhaustiva del país, contiene casi 90 millones de registros públicos sobre indicadores fundamentales del sistema educativo, como acceso y participación de los estudiantes, eficiencia del sistema (tasas de repitencia, tasa de promoción efectiva, etc.), recursos humanos, recursos físicos y financieros, y evaluación.


Argentinos por la Educación
Arenales 605, oficina 1103, Vicente López, Buenos Aires