Madres y padres de todo el país piden ser escuchados y demandan espacios de participación ante la crisis educativa

Más de 300 personas participaron del Tercer Encuentro Nacional de Familias por la Educación (ENFE), que terminó hoy en Rosario. A lo largo de tres jornadas hubo espacios de diálogo y trabajo colectivo, con puntos de acuerdo, en un clima de celebración. El objetivo compartido por las familias de distintos puntos del país –desde la Patagonia hasta el Norte argentino– fue hacer oír sus voces para aportar a la mejora de la educación.

La apertura de espacios de participación institucional para las familias y el sinceramiento de las autoridades ante los desafíos del sistema educativo son dos de las principales demandas formuladas por las familias que participaron del Tercer Encuentro Nacional de Familias por la Educación (ENFE), que terminó hoy en Rosario. 

El ENFE reunió a 300 madres y padres de todo el país, desde la Patagonia hasta el Norte argentino, con el objetivo común de contribuir para que todos los niños, niñas y adolescentes del país tengan una educación de calidad. Durante tres jornadas de diálogo y trabajo colectivo en el Centro Cultural Fontanarrosa, los participantes compartieron experiencias, intercambiaron visiones y conocieron historias de otras familias que les permitieron alcanzar una mirada común. Esa mirada quedó plasmada en el “Manifiesto por la Educación”, el documento de cierre del Encuentro, leído este domingo en el Monumento Nacional a la Bandera.

“Nos une un compromiso profundo para transformar la educación. El compromiso, la solidaridad y la educación son tres valores que representan a quienes nos unimos en este encuentro. Nadie se salva solo”, señala el Manifiesto.

Ante los múltiples desafíos del sistema educativo, las familias demandan un “sinceramiento” de las autoridades educativas: “Que en los distintos niveles del sistema educativo se dialogue de manera abierta de los problemas concretos que tenemos que resolver”. 

También piden a las autoridades una mayor escucha y apertura al diálogo, para abrir espacios de participación institucional de las familias: “Los cambios que necesitamos se logran con la dirigencia, con los sindicatos, con los directores, con los docentes, con los estudiantes y con toda la comunidad escolar. Necesitamos un nuevo contrato familia-escuela. ¡La comunidad escolar incluye a las familias!”.

Trabajar para que cada vez más familias se involucren en la mejora del sistema educativo, empezando por el acompañamiento de sus hijos; colaborar con una participación activa y constructiva en las escuelas; participar del debate público de manera activa, con apertura a nuevas y distintas maneras de pensar de escuela; trabajar en red en todo el país siendo parte de la agenda federal educativa son los principales compromisos asumidos por las familias que participaron del Encuentro. Madres y padres expresaron su voluntad de pasar de la queja a la construcción: “Queremos ser parte de la solución”.

Los problemas de infraestructura, la formación y condiciones de trabajo de los docentes, la deserción escolar en secundaria, los bajos niveles de aprendizaje, el cumplimiento de los días de clase obligatorios en todas las jurisdicciones aparecen entre los principales desafíos educativos identificados por las familias que participaron del Encuentro. “Necesitamos de un compromiso genuino de todos los actores para generar los cambios drásticos que necesitamos'', plantea el Manifiesto. 

Aunque muchas madres y padres ya trabajaban previamente de manera organizada, la crisis de la pandemia fue un puntapié para que muchas más familias se sumaran a ese esfuerzo. “Aún sin tener todas las herramientas, tenemos la voluntad de seguir creciendo”, expresan las familias, y ratifican el compromiso de continuar organizadas y movilizadas, para hacer crecer su voz.

Pese a la magnitud de los desafíos, el clima del ENFE fue de celebración y el Manifiesto expresa una mirada esperanzada: “En las historias, experiencias y visiones que compartimos en estos días encontramos la esperanza que nos impulsa a seguir. En particular, en la movilización que generamos en este último tiempo y en el esfuerzo que nos unió a todos en Rosario; en la capacidad de escucharnos y construir desde la solidaridad, sostenemos esta confianza de que podemos lograr la educación que nuestros hijos merecen”.

Los padres y madres que participaron del Encuentro subrayan que la voz de las familias en educación llegó para quedarse. En el cierre del Manifiesto, trazan un horizonte compartido: “Queremos que la educación argentina vuelva a ser un faro para toda Latinoamérica. Que nuestra escuela iguale oportunidades. Y que nuestra educación sea el principal puente para ese futuro mejor que anhelamos para las próximas generaciones”.

 

Sobre el ENFE 

El ENFE 2022 contó con la participación de 300 madres y padres de todo el país. Entre los participantes también estuvieron los ministros de Educación Adriana Cantero (Santa Fe), José Manuel Thomas (Mendoza) y Martín Müller (Entre Ríos), así como los especialistas Guillermina Tiramonti, Irene Kit, Mariano Narodowski, Paola Delbosco, María Cristina Gómez y Ruth Harf. Además, hubo expositores internacionales como Susan Galeano Vázques (Red PaPaz, Colombia) y Mariali Cárdenas (Vía Educación, México).

El ENFE fue declarado de interés por la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe. Se realizó por primera vez en 2020 y, tras su masiva convocatoria, se repitió de manera virtual en 2021. En ese momento, madres y padres de todo el país unieron sus voces para hacer frente a la suspensión de las clases presenciales, y se comprometieron a seguir unidos para lograr mejoras en la educación. Esta tercera edición se llevó a cabo, por primera vez, de manera presencial.

Gimena Marques da Silva

Coordinadora de prensa

Consigue actualizaciones en tu bandeja de correo

Al hacer clic en "Suscribirse", confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad.

Sobre Argentinos por la Educación

Argentinos por la Educación es un movimiento que busca involucrar a toda la sociedad en la mejora de la educación.

A partir de los Datos contribuimos a que la educación sea determinante en el debate público para evidenciar los desafíos que tiene, porque lo que no se mide, no se mejora. 

Sabemos que con esto no alcanza. Por eso, a través del diálogo, generamos Consensos para incidir en políticas públicas y así trabajar los problemas que enfrenta la educación.

Y por último, buscamos generar una Movilización. Tenemos que ser cada vez más Argentinos por la Educación y para eso creamos campañas, para que las familias puedan alzar sus voces por la educación que todos queremos.

Tres ejes, una sola misión: transformar la educación.

Contactar

Arenales 605, oficina 1103, Vicente López, Buenos Aires

[email protected]

argentinosporlaeducacion.org